martes, 4 de octubre de 2011

Chuleton de ternera de Ávila

La escusa perfecta para comerme un chuletón de ternera de Ávila, fue un bote de sal de vino que me trajo una de mis hijas de sus vacaciones enoturisticas.

Ingredientes:
Un buen chuletón.
Hiebas de Provenza.
Sal de vino.
Una patata asada de guarnicion.
Y un buen vino para acompañar.

Poner a asar la carne a las brasas, ó en una churrasquera, con un poco de hierbas provenzales y un poco de pimienta negra recien molida, dar la vuelta, cuando esté por un lado. No es bueno para la carne darle mas vueltas, cuando esté hecha por un lado, solo le damos la vuelta para que se haga por el otro y listo, no poner ningun tipo de sal hasta servir.





Servir con la sal de vino por encima y con una patata asada.
Acompañar con un buen vino.






!! Que vagi de gust ¡¡

6 comentarios:

La Cocina De Adita dijo...

Guardame un poco de ese chuleton que da envidia verlo y no poder darle un bocado besos

Tara dijo...

Que rico chuleton majo!!!como te cuidas!!!GUárdame un trocicoooooo no te olvides!!!jejejej un besoooo

CAN JOAN I SARA dijo...

¡ Qué chuletón !
Toda una gozada, la sal de vino la tenemos que probar.
Un abrazo.
Sara

Choni dijo...

Diossssssssss y eso te lo comiste tu solito??? Yo para comerme eso tengo que pedir ayuda al cuerpo de bomberos jaajajja
Debía estar muy rico, sin duda alguna.
Buena carne, buen vino...tu eres un sibarita!!! jajaja
Saluditossssssssss

Jose Padilla Rodriguez dijo...

La verdad es que la sal de vino es curiosa, son unas escamitas, como la Maldon pero tintadas con el vino y cierto sabor, si señor.

Pedro Saiz dijo...

Se me hace la boca agua cada vez que miro la foto, perfecto el menu,
Hasta la próxima, un abrazo.

Pedro

Publicar un comentario en la entrada